Masiva adhesión a huelga general en Grecia contra el pacto con la troika


La participación en la huelga general de 48 horas que arrancó hoy contra el acuerdo firmado entre la troika y el Gobierno griego está siendo secundada por casi la totalidad de los trabajadores y trabajadoras del país heleno.

Según los datos ofrecidos por los diferentes sindicatos, no acudieron a sus puestos el 100 % de los estibadores, los trabajadores de los barcos de transporte y los obreros de las refinerías.

En el personal de puertos y en la construcción, el seguimiento de la huelga fue del 70 %, mientras que en la siderurgia y el comercio fue del 60 %.

El 80 % de los trabajadores de bancos, Correos y organismos públicos se ausentó de sus trabajos.

Especialmente severa es la huelga en el transporte urbano de Atenas pues, durante dos días, no funcionarán trenes, tranvías, autobuses, trolebuses ni metro (a excepción de la línea 1 que lo hará entre 10.00 y 17.00 horas).

Según los convocantes, las medidas impuestas por la troika a Grecia a cambio de un préstamo de 130.000 millones de euros llevarán al país "a la ruina" pues se trata del "ataque más violento al sistema redistributivo de la riqueza".

Especialmente polémica es la reducción de entre un 22 % y un 32 % del salario mínimo y la tercera reducción de las pensiones en dos años (esta vez de un 15 %).

También fue grande la participación en la manifestación principal en Atenas, mayor que la registrada el pasado martes en la anterior huelga general.

"Lo que nos están haciendo responde a un plan de intereses nacionales y extranjeros y sólo podemos responder con la movilización", afirmó a Efe Nikos Vassialiadis, sindicalista en la empresa de aguas públicas EIDAP, que será privatizada en el marco del acuerdo con la troika.

"Cada vez más gente se suma a las protestas", se felicitó Stavros Petrakis, secretario general de la Federación de Maestros de Escuelas Primarias.

Este maestro se quejó de que los salarios en la enseñanza son muy bajos puesto que un maestro empieza su vida profesional cobrando 670 euros netos al mes y él, con 25 años de servicio a la espalda, sólo cobra 1.400 euros, lo que dificulta que se mantengan él, su mujer y sus dos hijos.

Al final de la manifestación, se produjeron algunos disturbios aislados cuando un grupo de dos centenares de jóvenes encapuchados lanzaron piedras y cócteles molotov a la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

De acuerdo a los medios digitales griegos, al menos 10 personas han sido arrestadas. "Estamos tratando de calmar la situación", ha explicado una fuente de la policía a la agencia Efe.

Tanto este viernes como el sábado, Atenas se queda sin transporte urbano, pues no circulan trenes, tranvías, autobuses, trolebuses, y tampoco habrá metro, salvo la línea 1 que funcionará entre las 09.00 y las 16.00 horas.

En los puertos, donde se concentra una de las industrias más importantes de Grecia, tanto los barcos de mercancías como la inmensa mayoría de los transbordadores a las varias miles de islas del país permanecen amarrados. En cambio, los vuelos no se ven afectados al no participar los controladores aéreos en la huelga, según han confirmado a la agencia Efe fuentes del aeropuerto de Atenas, el principal del país.

Los hospitales trabajan solo de urgencia, los maestros secundan también la huelga y los tribunales y los bancos, tanto públicos como privados, permanecen cerrados.

El severo programa de ajuste pactado por el Gobierno griego ha sido rechazado tanto por los sindicatos como por la patronal, que advierten de que los recortes salariales han provocado un aumento sin precedentes del paro y la pobreza, así como una fuerte caída del consumo, lo que a su vez ha llevado al cierre de más de 60.000 negocios.

La policía exige el arresto de la troika

Una importante asociación de la policía griega ha exigido que se emitan órdenes de arresto contra los representantes de la troika —BCE, FMI y UE— por los cargos de "extorsión", de "promoción encubierta de la eliminación o reducción de nuestras políticas democráticas y de la soberanía nacional" y de "interferencia en procesos legales esenciales" del Estado.

"Quedan avisados de que, como representantes legítimos de la policía Griega, requeriremos que nos sean emitidas órdenes de arresto hacia ustedes por una gran cantidad de delitos contemplados por la legislación y de acuerdo al Código Penal griego", afirma en una carta la Federación Panhelénica de Oficiales de Policía (POASY).

Sus destinatarios son Poul Thomsen, del Fondo Monetario Internacional (FMI), Servaz Deruz, de la Comisión Europea (CE) y Klaus Mazuch, del Banco Central Europeo (BCE).

El comunicado aclara que la decisión se tomó en un consejo general ampliado de la POASY los pasados días y refleja el hartazgo de los oficiales de policía sobre las presiones internacionales para implantar políticas de ahorro.

La POASY demanda "políticas programáticas que salvaguarden los intereses de los trabajadores" y que el interés de los "usureros" "no sea puesto por encima de las necesidades básicas de la gente corriente"

Además, deja claro que "bajo ninguna circunstancia" los policías aceptarán ser utilizados en contra del pueblo griego: "No aceptaremos que nos pongan a matar a nuestros hermanos", afirma la misiva.

Un portavoz de la policía griega consultado por Efe se negó a valorar el comunicado, pero reconoció que se tiene constancia de éste y que la POASY cuenta con "bastante influencia" en el cuerpo.

Pobreza y paro sin precedentes

El comunicado explica que esta decisión se tomó en un consejo general ampliado de la POASY los pasados días y refleja el hartazgo de los oficiales de policía sobre las presiones internacionales para implantar políticas de ahorro.

La asociación, que tiene "bastante influencia" en el cuerpo, deja claro que "bajo ninguna circunstancia" los policías aceptarán ser utilizados en contra del pueblo griego. "No aceptaremos que nos pongan a matar a nuestros hermanos", afirma la misiva.

La POASY demanda "políticas programáticas que salvaguarden los intereses de los trabajadores" y que el interés de los "usureros" "no sea puesto por encima de las necesidades básicas de la gente corriente".

Según el acuerdo con la 'troika', en el sector público se reducirán 15.000 puestos de funcionarios este año, dentro de un plan para eliminar 150.000 empleos públicos hasta 2015. El salario mínimo será reducido un 22%, hasta los 585 euros mensuales brutos, y para los jóvenes de menos de 25 años, en un 32%, hasta 527 euros mensuales.

De este modo, el sueldo mensual neto de un joven quedará en torno a los 400 euros, teniendo en cuenta los elevados y poco progresivos impuestos que se han aprobado en los últimos años por el Gobierno, que busca fondos en todos lados para pagar la abultada deuda (160 % del PIB).

El pueblo contra los mercados

El Gobierno heleno aceptó este jueves in extremis las medidas de austeridad de Bruselas pero el Eurogrupo planteó más exigencias a Atenas para desbloquear la ayuda financiera de 130.000 millones de euros que evita la quiebra del país. 

Los líderes de la eurozona han exigido que el parlamento griego ratifique el acuerdo, que se concretenahorros adicionales por valor de 325 millones de euros, y que los líderes políticos helenos aporten "garantías políticas sólidas" de que aplicarán los ajustes sea quien sea el Gobierno.

"Este Gobierno no tiene la legitimidad para tomar tales medidas. Exigimos un cambio de política y del Gobierno de coalición que la impone. Es la hora del pueblo", afirmaron los dos sindicatos mayoritarios griegos, GSEE y ADEDY, en su convocatoria oficial a la huelga de 48 horas, aludieron así al hecho de que el Ejecutivo actual no ha sido elegido en las urnas sino impuesto por los mercados.

El Instituto de Estadística Griego (ELSTAT) ha informado de que el pasado noviembre el número de parados superó por primera vez el millón de personas (20,9%). Especialmente grave es la situación entre los jóvenes, donde casi la mitad de las personas de entre 15 y 24 años no tienen empleo, más del doble que hace cuatro años.

Fuente: Kaosenlared

No hay comentarios:

Publicar un comentario